Seguidores

Y sí , pase lo que pase , estaremos unidos por el mismo cielo .

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Aprendí tanto que ahora aprenden de mí.

Aprendí que después de la tormenta el cielo vuelve a brillar entre las nubes, que no por madrugar amanece más temprano y que perros ladradores son poco mordedores. Aprendí que el que no te busca no te quiere y que los sentimientos se demuestran con echos no con palabras. Aprendí también que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano y que el verdadero amor te destroza el pintalabios y no el rímel. Aprendí a ser fuerte y que segundas partes nunca fueron buenas. Aprendí que amores que matan nunca mueren.
Para que vamos a engañarnos, aprendí tanto que ahora aprenden de mí. Aprendí que los peces nadan y la aves vuelan. Que los políticos mienten, que la Tierra es redonda. Que la gente es falsa, que todo el mundo tiene dos caras. Aprendí que la suma de dos y dos son cuatro, que hay que dar más de lo que se recibe. Que no hay que ilusionarse demasiado. Que la vida es un regalo. Me enseñaron que el futuro no está escrito, que el universo es infinito y que nosotros somos personitas diminutas, casi inexistentes. Aprendí que el tiempo pasa, que las arrugas salen y que la belleza no es lo más importante. Aprendí a no creer en las promesas, a confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad siempre estuvo a mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario