Seguidores

Y sí , pase lo que pase , estaremos unidos por el mismo cielo .

jueves, 29 de noviembre de 2012

Así he sido, soy y seré.

Recuerdo el día en el que alguien me pregunto si era perfecta, entonces yo era una niña y no supe que decir. Hoy ya he crecido, al menos lo suficiente para saber la respuesta a esa pregunta, ha lo largo de la vida he sido muchísimas cosas. He sido un chicazo, una llorona, un niña traviesa, una princesita, un diablo, he sido estúpida, consecuente, irresponsable, tímida, fiera, adorable, también he sido algo cabezota, implacable, un hueso duro de roer, alguien con ideas propias, una cenicienta con el reloj estropeado, una chica enamoradiza, soñadora, valiente, sencilla, loca, complicada, atrevida, he llegado a ser alguien al filo del precipicio, alguien que vivía en las nubes y actuaba sin pensar, he sido grande y muy muy pequeñita, he sido alguien que ha corrido con el viento en contra y también a favor. Cada día de mi vida he sido distinta. Algunos días mejor, otro peor, y he sido cosas que han agradado más y que han agradado menos, pero nunca nunca he sido perfecta.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer.

Seguí las órdenes de Peter Pan para ser feliz, la segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer. Pero una de dos, o la estrella a cambiado de lugar o Peter Pan no sabe muy bien distinguir las direcciones...

Quizás...

Quizás porque no siempre 1+ 1 son 2.... porque el blanco puede ser negro, porque a veces ‘no’ quiere decir ‘sí’ y, en ocasiones tras un ‘sí’ se esconde un ‘no’.... Quizás porque no siempre dormir significa que descanses,porque podemos soñar despiertos. Quizás porque una mirada dice más que mil palabras y porque los silencios duelen más que las palabras.... Quizás porque se puede andar perdido aunque conozcas el camino, porque hay días tan oscuros como la noche, y noches que brillan más que un día, porque hay días para todo, porque todo a veces es nada y porque otras veces nada es todo... Quizás porque hay quienes te tienen delante y no te ven y quienes te han visto sin mirarte, quizás porque no siempre correr significa llegar más lejos, porque lo más pequeño en ocasiones es lo más grande.... Quizás porque 2+ 2 a veces son 5, porque en ocasiones uno se salta sus propias reglas para después poder cumplirlas. Porque puede que los pequeños detalles, marquen la gran diferencia.

Porque para mi, algunos amigos, sí son para siempre.

 Un infinito a su lado se queda corto 
Hoy, un día cualquiera, te paras a pensar en todas y cada una de las personas que han pasado por tu vida, esos amigos que en su día te dijeron para siempre, pero… ¿dónde están? Porque yo no los veo aquí. Esos que considerabas tus mejores amigos, los que parecían que te ayudaban, esos con los que te pasabas las tardes hablando, y ahora, simplemente os dirigís un hola. Y de repente, todo da un giro, un gran giro de 180º que cambia absolutamente todo. Por esos amigos y amigas que te traicionaron, que no supieron apreciarte, y se dan cuenta de lo que tenían cuando te vas, por esos a los que querías como a nadie, y cada día les ayudabas y mostrabas su mejor parte, pero ellos en cambio, a ti no, eras un simple pasatiempo, sin más. Y estoy segura de que todos tendrán lo que se merecen, por los que se fueron y luego volvieron, por los que se quedaron, por los que rectifican y te hacen rectificar, por todos, por los errores, y por los aciertos. Todo lo que pasa, que no te gustaría que hubiera pasado, pero ya no se puede hacer nada, porque si el destino así lo quiso, será por algo. En cambio, brindo por esa gente que aprecio, y aunque algunos sean de no hace mucho tiempo, sé que seguirán hay, a lo largo del camino, y ahí es cuando sonríes, cuando te das cuenta de que la amistad no se mide por el número de saludos que das, sino por el número de sonrisas que te pueden sacar al día.

Aprendí tanto que ahora aprenden de mí.

Aprendí que después de la tormenta el cielo vuelve a brillar entre las nubes, que no por madrugar amanece más temprano y que perros ladradores son poco mordedores. Aprendí que el que no te busca no te quiere y que los sentimientos se demuestran con echos no con palabras. Aprendí también que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano y que el verdadero amor te destroza el pintalabios y no el rímel. Aprendí a ser fuerte y que segundas partes nunca fueron buenas. Aprendí que amores que matan nunca mueren.
Para que vamos a engañarnos, aprendí tanto que ahora aprenden de mí. Aprendí que los peces nadan y la aves vuelan. Que los políticos mienten, que la Tierra es redonda. Que la gente es falsa, que todo el mundo tiene dos caras. Aprendí que la suma de dos y dos son cuatro, que hay que dar más de lo que se recibe. Que no hay que ilusionarse demasiado. Que la vida es un regalo. Me enseñaron que el futuro no está escrito, que el universo es infinito y que nosotros somos personitas diminutas, casi inexistentes. Aprendí que el tiempo pasa, que las arrugas salen y que la belleza no es lo más importante. Aprendí a no creer en las promesas, a confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad siempre estuvo a mi lado.

Levantarte y luchar.

Busquemos los sueños que nos han robado, busquemos la justicia que nos merecemos y recuperemos la libertad que nos han quitado. 
Todo lo que no has costado tanto ganar, el hombre de las tijeras se ha encargado de recortarlo. Nuestro futuro de desvanece y no hacemos nada, esperamos sentados a que todo se arregle, pero ahora, es hora de luchar, de gritar todos juntos y no tragarnos ninguna palabra, es hora de reclamar nuestros derechos. Que vivimos engañados y manipulados por las noticias y permitimos que la educación y la sanidad, aquello fundamental para vivir bien y ser un poquito menos inculto, nos los quiten....

martes, 27 de noviembre de 2012

Cueste lo que cueste, no me rendiré.


Es cuando me doy cuenta de que me he equivocado. De que todo aquello por lo que luché un día se ha venido abajo. Que ya no queda nada. Absolutamente nada. Y ya no puedo recuperarlo. No sirve de nada que lo intente. No lo lograré. Me he caído y no consigo levantarme.
Sólo necesito tu sonrisa. No pido nada mas. Con ello podría llegar muy alto. Tendría la felicidad. Podría tener la opción de volar alto. Y si ya me regalas un beso, llegaría al cielo, tocaría las estrellas, bailaría sobre las nubes... sería la persona más feliz del mundo.
Pero todo se ha acabado. Lo recuperaré. Saldré a flote, por mucho que me cueste, porque es lo que quiero, es lo que deseo, lo que amo, lo que adoro, es todo, toda mi felicidad. Cueste lo que me cueste. Pase el tiempo que pase. No me rendiré, aunque mis momentos de debilidad no se irán. Llegaré a ser feliz. Y todo junto a ti y a tu sonrisa.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Justo ahí, justo ese lugar, justo ese momento, justo él.

~YD~
Es justo ahí, en ese momento, en el momento mas inesperado cuando todo cambia. En el momento exacto en el que nuestras miradas se cruzaron y durante al menos 1 segundo fuimos capaces de mirarnos a los ojos. La tristeza se convierte en felicidad, las lágrimas de dolor son de alegría, y el corazón pasa de ir a 1 por hora a ir a 1000 por segundo. Cuando un sí, se convierte en la palabra mas perfecta que has oído nunca. Es ahí cuando él, solo él, consigue hacerte cambiar de estado de ánimo de una manera impresionante, y que él, solo él, consigue hacerte llorar, pero a la vez hacerte feliz, y recordar cosas y reírte como una auténtica tonta, darle sentido a todo, absolutamente todo. Es él, solo él, el adecuado.

Sonreír, es lo único que importa.

¿Quieres llorar? Vamos hazlo.Es bueno ¿sabias?. Desahógate, di todo lo que no dijiste. Lo que querías y no tuviste. Lo que querías hacer y no hiciste. Hazlo sin compromisos... sin vergüenza de que alguien te juzgará. Hazlo, pero solo por hoy, ya mañana será otro día. Ya mañana debes levantar la cabeza y sonreír. No puedes vivir por siempre triste, te pierdes momentos, mientras tienes los ojos cerrados, sube la cabeza... Y sonríe.

martes, 20 de noviembre de 2012

Te quiero ¿real o no? Real.


Te veo. Caminas despacio tranquilo. Mi respiración se altera. Algo siento. ¿Te quiero? No lo se, lo intento. Las conocidas mariposas revolotean por mi estómago. Puede que te quiera. ¿Y tu? Me miras, dices un simple "hola" y me sonríes. Te vas. Mi corazón va ha mil por hora. Te quiero ¿real o no? Real.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Pequeños momentos felices.

No, lo bueno no empieza cuando lo malo acaba, ni cuando queremos ver más allá de la realidad, ni cuando nos ha tocado la lotería ni cuando tenemos todo lo que queremos. Lo bueno empieza, cuando aprendemos a valorar lo que tenemos, y cuando aún teniendo poco, somos completamente felices.

Siempre en estado de espera.

Como si fuese tan fácil conformarme con soñar contigo, despertándome en el borde por dejarte hueco creyendo que estás. 
Y cómo te digo que te has convertido en todo. 
Que mi suerte llegó cuando llegaste tú. 
Quédate un rato más, por que algo pasa.
 El corazón, que no le importa dejar de latir cuando te vas. 
La ropa, que hace lo imposible para oler a ti y así echarte de menos. 
El estómago, que algo dentro revolotea por no dejar de pensarte. 
Y así es siempre. Querer verte para recordar que te quiero. 
Para darme cuenta de que lo mejor del día empieza cuanto apareces.

Un solo segundo, una vida entera.

Bastó solo un segundo, una mirada, una sonrisa o tan solo un simple roce que no venía a cuento, para enamorarme de esos ojos, de esa bonita sonrisa, o del tacto de mi piel sobre tu piel. En un simple momento me di cuenta de que tus ojos marrones son los más bonitos que hay. De que tienes los dientes realmente blancos, y todos perfectos. De que tu piel se pone de gallina cuando te la acarician suavemente, y creo que eso te hace estremecer, sentirte bien, a gusto. También me di cuenta de que podemos formar un pequeño mundo tú y yo, solos, ¿para qué más? Tan solo tú y yo. Nadie que nos moleste, que nos ponga reglas, que nos distancie, nada que se interponga entre nosotros. Un mundo donde seamos felices, que todo sea perfecto y único. Sentí como tu sonrisa se clavaba en mi interior, como atravesaba cada parte de mi cuerpo haciendo que todos mis músculos se paralizasen por varios segundos, sin saber que decir, ni que hacer, tan solo gesticular varias tonterías que no tienen sentido alguno. Y cuando me miras, ¿qué? Ahí es cuando me siento realmente tonta. Realmente perdida, sintiendo miles de sentimientos atormentados que no los entiendo ni yo misma. No me hizo falta ningún beso, ninguna razón, ningún 'te quiero' ni ninguna señal para saber que me había vuelto completamente loca, por ti. Por que me enamoré la primera vez que te vi...

domingo, 11 de noviembre de 2012

El secreto de la vida, está en vivirla.

Ríe hasta que te duela la barriga, salta más alto que nadie, baila bajo la lluvia, disfruta de cualquier tontería, comete todo el chocolate del mundo, tírate a una piscina con ropa, haz el pavo,aunque eso impliquen que te digan "pava" ¿qué más da? escucha esa canción todas las veces que haga falta,olvídate de los problemas, se feliz, por cada lágrima pon una sonrisa, espanta a las palomas en un parque, sé diferente, vive tu vida, pasa de los prejuicios y de lo que digan de ti, sáltate las reglas,ponte los cascos, tírate en la cama y desconecta, piensa que la vida esta para vivirla y no para malgastarla preocupándote por absurdos problemas... disfruta con cada persona que conozcas, con cada locura, con cada marrón, con cada estupidez. . Y a quien te falle, que le follen.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Que los imposibles son posibles~

Vives con la esperanza de que ocurra, intentando pensar en positivo y que no todo es tan malo. Vives creyendo que la suerte existe, y que a ti también te pueden pasar cosas buenas. Vives pensando que la distancia no te va a vencer, pero un día te das cuenta de que te ha vencido, de que nunca va a volver, y de que no aprovechaste el tiempo cuando se te presentó la oportunidad, pero no puedes volver atrás.

La vida.

La vida es un fluir de incorrección, es un directo; un fallo es avanzar hacia delante, una caída es un instante de ver que hay que dejar correr el tiempo.Porque si te sientes bien, ¿qué más da que sea perfecto? Aprende a convivir con ello y disfruta el momento. Errar es experimentar, probar en cada intento; vivir lo malo y bueno y ver que todo sigue dentro.

Es triste ver como todo lo que tenías hoy no existe.

Todo se ha desvanecido. Los recuerdos hoy apenas permanecen, has olvidado casi todos. Has perdido demasiado por el camino; pero también has ganado. Te has dado hostias, pero has aprendido. Has sufrido, pero te has hecho fuerte. Te has dado cuenta de que nada dura eternamente. El amor, las amistades, la ilusión. Todo acaba. Hoy no queda de eso. Hoy no es como siempre ha sido. Pero no te das cuenta. Las cosas han cambiado. Y tú no sigues igual. Te has convertido en lo que más odiabas. Y ya no puedes remediarlo.

martes, 6 de noviembre de 2012

No estás solo.


Crees que nadie te entiende.

Crees que piensas cosas que los demás no piensan.
Crees que te pasan cosas que a los demás no les pasan.
Crees que solo tú te das cuenta de algunas cosas.
Crees que en realidad se la sudas a los de tu alrededor.
Crees que puedes estar solo, que no te hace falta nadie más.
Crees que nadie te comprende, y crees mal, porque yo también creía en todo lo anterior.

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Sabes lo que es un sueño?

Es negatividad con grandes dosis de esperanza. Es alegría oculta bajo la tristeza. Es soledad en compañía. Es amor sin la necesidad de que nadie te lo de. Un sueño es aquello que deseas durante el día y por las noches consigue no dejarte dormir. Un sueño es la mejor vida para compartir.